0

Como saber si estoy en una lista de morosos

Algunas veces los usuarios se enteran de que están en una lista de morosos cuando reciben la llamada de alguna empresa de recobros. Muchos quedan descolocados, otros pasan a molestarse y otros quedan con miedo porque, es posible, que ahora mismo se encuentren en un proceso de solicitud de préstamo en una entidad bancaria.

Estar en una lista de morosos lo va a complicar todo.

Puede resultar como un baño de agua fría. El hecho de estar en una lista de morosos, pasa a convertirse en un problema molesto que puede llegar a afectar distintos procedimientos como la solicitud de préstamos hipotecarios o crediticios en caso de alguna urgencia económica, la solicitud de tarjetas de créditos en otros bancos e inclusive algo tan sencillo como comprar una línea telefónica, ¿problemático, cierto?

Lo cierto es que estas bases de datos o listas de morosos se rigen por la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, la cual puedes leer haciendo clic aquí.

Por lo tanto, se establecen algunas regulaciones que protegen al ciudadano y a sus datos personales, todo esto teniendo en cuenta el auge de la era digital que vivimos actualmente.

A pesar de que las listas de morosos existen desde hace unos años, ya no son lo que eran en el pasado. El tiempo ha pasado y la sociedad actual en conjunto con la digitalización ha contribuido a la modificación de las mismas.

Así mismo, la protección de datos en España ha tomado la relevancia que se merece y acceder a estas bases de datos ahora no es tan fácil como antes.

El que la Ley Orgánica ahora se relacione con las listas de morosos, más que establecer regulaciones, recalca todos los derechos que los ciudadanos deben conocer para evitar cualquier inconveniente o situación extraña.

QUE ES UNA LISTA DE MOROSOS

Sí has llegado a nuestro artículo, es bastante probable que hayas escuchado sobre alguna de ellas, ya sea porque conoces a alguien que está en una o simplemente porque tú lo estás.

Las listas de morosos son bases de datos donde se refleja información correspondiente a las deudas que los ciudadanos tienen con respecto a distintos servicios como telecomunicaciones, servicios básicos, entre otros.

Y sí, también las deudas con entes públicos y entidades bancarias, todo dependiendo de la determinada lista de morosos.

Así mismo, existen varias listas, unas más verificadas que otras, pero al final del día, todas son igual de perjudiciales.

Por esta razón, hoy te echaremos una mano con eso de las listas de morosos, cuántas hay en España y por supuesto, cómo salir de ellas.

Como salir de las principales listas de morosos: asnef, experian, rai, cirbe

 

CONDICIONES INCLUSIÓN EN LISTA DE MOROSOS

Hoy te señalamos algunas de las regulaciones más destacables que pueden ayudarte en caso de que algún día recibas esa temible llamada de cobro y no tengas ni idea de cómo responder:

  1.  El ciudadano o ciudadana debe recibir una notificación o aviso en un lapso de 30 días posterior al momento de la inclusión por parte de la empresa gestora de la deuda o la empresa de servicios correspondiente. Esto con la finalidad de que el mismo se informe, pague o corrija en caso de alguna equivocación. Si esto no se cumple, el ciudadano o ciudadana tiene la potestad de reclamar su salida de la lista de morosos sin importar la cantidad pendiente.
  2. Durante este mes, el ciudadano o ciudadana tiene el derecho de corregir o reclamar cualquiera de los datos que se encuentren en la lista con el responsable encargado de gestionar la lista de morosos.
  3. Una persona puede ser incluida en una lista de morosos por una deuda impaga mínima de 50 euros, si se trata de una persona física, en caso de personas jurídicas, la cantidad mínima es de 300 euros.
  4. En caso de que un ciudadano o ciudadana posea varias deudas, estas deben expresarse por separado con sus respectivos datos, no es posible expresarse en un cómputo total.
  5. Un ciudadano o ciudadana no puede permanecer en una lista de morosos por más de 5 años, este es límite máximo de años que la ley permite para que los datos de una deuda pertenecientes a un ciudadano se encuentren expuestos en una lista de morosos. Pasados los 5 años, los bancos o las distintas entidades crediticias no podrán acceder a este tipo de información.

Además de las regulaciones que protegen o restringen la exposición de datos de ciudadanos con deudas pequeñas o no, hoy te mostraremos gran parte de la información asociada a las listas de morosos; desde su finalidad, de la cual muchas empresas han usado como método de presión hasta la pregunta más formulada: el cómo saber si formas parte de alguna de ellas.

¿CUÁL ES LA FINALIDAD DE LAS LISTAS DE MOROSOS?

Las famosas listas de morosos tienen como función que los bancos y las distintas entidades crediticias puedan verificar el perfil del solicitante de un crédito o préstamo.

Para nadie es un secreto que la aparición de estos datos correspondientes a deudas son un impedimento para que dichas entidades otorguen ciertas ayudas, como por ejemplo, préstamos o hipotecas.

¡Y por si esto fuera poco…!

Esta situación también trae consigo otra serie de impedimentos que afectan la vida del ciudadano o ciudadana. Por ejemplo, las personas que posean datos en cualquiera de los ficheros o listas de morosos del país se les niega la solicitud de nuevas tarjetas de crédito en otras entidades bancarias, también puede ocurrir que las empresas de servicios corten o den de alta sus servicios por poseer facturas impagadas, esto generalmente ocurre con empresas de telefonía, internet y demás.

Es entonces cuando empezamos a ver la molesta situación que pasa un ciudadano al entrar a una lista de morosos; lo que puede resultar bastante problemático si el mismo se encuentra en una situación económica delicada.

La entrada a una lista de morosos por una pequeña cantidad – que para algunos es insignificante – de 50 euros, trae muchas más consecuencias de las que creemos.

Como salir de una lista de morosos

CONSECUENCIAS DE ESTAR EN UNA LISTA DE MOROSOS

Ya sabemos que estar en una lista de morosos es algo que puede llegar a perjudicar a un ciudadano o ciudadana, sobre todo si se encuentra en el procedimiento de solicitar un préstamo o subvención en algún ente público. Pero además de esto, qué otras consecuencias trae el hecho de ser parte de una lista de morosos?

ADIÓS A LAS COMPRAS CON PAGOS A PLAZOS

Uno de los riesgos derivados de la inclusión de un ciudadano o ciudadana en una lista de morosos es el hecho de ya no poder comprar con pagos a plazos. Este tipo de listas supone una marca que deriva una reputación de ser “nada responsable” cuando se trata de pagar, por esta razón, contratos de este tipo se vuelven imposibles.

NO SE OTORGAN TARJETAS DE CRÉDITO

Así mismo, antes de verificar el perfil o expediente de un ciudadano, las entidades bancarias comprueban si existen datos o información del mismo en las listas de morosos más populares. Si encuentran este tipo de información, lo más común es que no sean considerados como clientes que puedan optar por el beneficio de tarjetas de crédito, ¿sabías esto?

NADA DE SOLICITAR PRÉSTAMOS A UN BANCO

Y si las entidades bancarias se muestran reacios a otorgar tarjetas de crédito, lo mismo ocurre con los préstamos bancarios. Siendo estos mayores sumas de dinero, es de gran importancia que los beneficiados posean un perfil responsable y con una entrada de dinero que sustente el pago a tiempo de las cuotas establecidas.

DIFICULTAD CON CONTRATOS MENORES

Para entrar a una lista de morosos solo se necesita una deuda de mínimo 50 euros y como ha quedado claro, las consecuencias de esto son bastante molestas.

Parte de esto, es que cuando aparecen datos e información de deudas en una lista de morosos, además de contratos grandes como solicitudes de préstamos, otras que son considerados como contratos menores también se pueden dificultar. Conseguir líneas telefónicas es uno de estos contratos que por muy sencillos que parezcan, pueden volverse un verdadero dolor de cabeza.

Además de esto, las trabas u obstáculos que se forman luego de ser incluido en una lista de morosos, cualquiera que sea, suelen repercutir gravemente en el día a día laboral de un trabajador autónomo. Por ejemplo, que cierta información se encuentre en algunas de estas bases de datos impide que ciertos proveedores y contratistas quieran hacer negocios.

LISTAS DE MOROSOS: ¿MÉTODO DE PRESIÓN?

Lo cierto es que gran parte del tiempo las empresas encargadas no respetan los cauces legales en las que se encuentran regidas estas listas y las utilizan como métodos de presión para que los ciudadanos se pongan al día.

Pero lo cierto del asunto es que, en algunos casos, se han incluidos datos de personas físicas a listas de morosos con deudas de unos 50 euros, ¿es justo?

La inclusión de la Ley, a pesar de ser clara y precisa, se ha prestado para una interpretación a conveniencia por parte de las empresas gestoras.

¿Cómo sucede esto?

Se han visto casos en que las empresas de servicios contratados no notifican al ciudadano la inclusión de sus datos en las listas de morosos, tal y como lo específica la Ley, lo cual debe ser en un lapso de un mes. En caso de notificación, durante ese lapso el ciudadano tiene la opción de saldar la deuda y eliminar sus datos de la lista de morosos, por otra parte, si se vence este período y el deudor no salda la deuda, sus datos quedarán en la lista hasta que pase el tiempo completo, el cual puede ser hasta un máximo de 6 años, dependiendo de la lista de morosos en la que fue incluido.

Esta falta de comunicación es la que provoca las temidas llamadas dónde te advierten que «si no pagas para mañana la deuda, se procederá a cortar el servicio» y lamentablemente, así pagues la deuda pendiente, el ciudadano seguirá estando en la lista y continuará siendo privado de muchas cotidianidades como pagar con tarjeta de crédito o algunas otras más sencillas como contratar una línea telefónica.

 

Consultar listas de morosos

¿CUÁLES SON LAS LISTAS DE MOROSOS EN ESPAÑA?

En España existen más de 156 listas de morosos que como hemos mencionado anteriormente, no son más que bases de datos donde se publican ciertos datos e información relacionada con un ciudadano y una deuda en cualquier sector. Nombres, apellidos, DNI, a quien se le debe e inclusive, el importe de la deuda.

Pero como en todo, existen ficheros o listas de morosos mucho más populares y por supuesto, más verificadas. Entre estos se encuentran los siguientes:

  • ASNEF: la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito antes llamada la Asociación Nacional de Entidades de Financiación es uno de los ficheros más consultados por las empresas y entidades bancarias españolas. Este fichero es gestionado por la empresa mercantil EQUIFAX, SL y en todas las compañías asociadas pueden incluir a cualquier cliente que se encuentre con deudas. Los sectores que utilizan ASNEF como método de presión son varios, sin embargo, muchas compañías de telefonías utilizan mucho este fichero para colocar aquellos clientes con facturas impagadas.
  • RAI: el Registro de Aceptaciones Impagadas es el fichero de morosidad para personas jurídicas, es decir, empresas, asociaciones o personas físicas que se han declarado como trabajadores autónomos. En este sentido, todos los datos vienen de entidades bancarias, cooperativas de crédito y también cajas de ahorro. Este fichero tiene como objetivo principal informar si el ciudadano acreedor es moroso y así evitar que se le otorgue otro crédito.
  • CIRBE: la Central de Información de Riesgos es el fichero o la lista de morosos que recopila toda la información correspondiente a deudas de créditos, préstamos, avales y garantías que clientes tienen con las distintas entidades de crédito del país. Al ser un fichero proveniente del Banco de España, toda la información que se recibe es confidencial y por lo tanto, se requiere de una autorización para poder acceder a ella.
  • FIJ: el Fichero de Incidencias Judiciales es una base de datos o lista de morosos mixta, ¿qué quiere decir esto? Sencillamente que en ella se recopila información de deudas tanto para personas físicas como jurídicas. Sus datos provienen ámbitos judiciales y públicas, como lo indican sus siglas, por lo tanto, toda la información viene de los juzgados y Boletines Oficiales del Estado (BOE), al igual que los socios o personas involucradas en los mismos.
  • BADEXCUG: el nombre del fichero viene dado por el ente encargado que lo gestiona, el Experian Bureau de Crédito. Este es una lista de morosos o base de datos mixta que, al igual que otras mencionadas, recopila información sobre personas físicas y jurídicas que tienen deudas o facturas retrasadas con empresas de servicios privadas. Para aparecer en esta lista, el período de tiempo deudor usualmente es superior a los 90 días y es considerada una de los ficheros más completos, ya que además de informar que el ciudadano o ciudadana posee un incumplimiento de pago, aporta información sobre los datos de cumplimiento.

PROCEDIMIENTO ESTANDAR PARA SALIR DE UNA LISTA DE MOROSOS

Ya sabemos cuáles son las listas de morosos más populares, recordando que existe una larga lista de ficheros de morosidad en España y de los cuales, está comprobado que millones de españoles, tanto personas físicas como jurídicas se encuentran en algunas de ellas. Pero luego de que sabes que estás en una lista de morosos viene la pregunta del millón: ¿cómo salir de una lista de morosos?

Primeramente debes saber que el procedimiento para salir de una lista de morosos es el mismo sin importar la lista en la que se esté incluido o incluida. Por esta razón, la empresa Experian Bureau de Crédito establece que hay tres formas de salir de una lista de morosos: liquidar la deuda (la más evidente), demostrar que la deuda no existe (si ese es el caso) o si existe, demostrar que ya ha transcurrido el lapso de permanencia en la lista, y por último, litigar la deuda contraída en caso de que no sea tal.

El deber ser es que las empresas de servicios informen con antelación el hecho de que si no se solventa cierta deuda, la misma puede pasar a formar parte de una lista de morosos. En caso de que se cumpla, está el ejemplo del fichero ASNEF, el cual notifica al deudor que se encuentra en el fichero y que si no paga en un lapso de tiempo establecido pasará a estar en la lista definitivamente por un lapso de 6 años.

Lo ideal es que las empresas notifiquen para que el deudor proceda a la liquidación de la deuda contraída. Hay casos en los que no se notifica y es cuando el ciudadano o la ciudadana puede, respaldandose en sus derechos, exigir la salida inmediata de la lista de morosos.

Una vez que la persona ha pagado la deuda y notificado a la empresa de servicios que la deuda ha sido pagada, esta tiene un plazo de 10 días hábiles para retirar la información del deudor de la lista. Este es el procedimiento que se debe llevar a cabo en caso de que la deuda no exista, informar y demandar la salida, si la empresa de servicios no cumple, es el mismo deudor el que debe notificar a la empresa que gestiona el fichero que la deuda ya ha sido saldada.

Y por último, si la deuda no existe, la persona tiene que demostrar con toda la documentación necesaria que es así. Por lo tanto, debe notificar a la empresa que gestiona la lista lo que está ocurriendo y el “error” que esto conlleva, que como ya vimos anteriormente, son muchas las consecuencias que genera el hecho de formar parte de una lista de morosos.

Es importante recalcar que las empresas de servicios tienen la obligación de notificar a sus clientes el hecho de que su información será incluida en una lista de morosos, sin importar cual sea. En caso de que esto no se cumpla, la persona puede recurrir a distintos procedimientos para hacer el reclamo correspondiente.

¿CÓMO SABER SI ESTOY Y COMO SALIR DE LAS PRINCIPALES LISTAS DE MOROSOS?

Ahora, antes responder la pregunta del millón y de poner en práctica todo lo aprendido en materia jurídica, el primer paso es verificar si tus datos se encuentran en una lista de morosos.

Como comentamos en la sección anterior, en España existen varias listas de morosos, sin embargo, las bases de datos principales, o al menos las más verificadas, son: ASNEF, CIRBE y RAI.

Para acceder a estas listas de morosos y verificar si estás o no en alguna de ellas es necesaria cierta documentación, de la cual puedes informarte en sus respectivos portales web. De igual forma, hoy te hablaremos un poco de estos ficheros de morosos, que a pesar de ser los más frecuentados, forman parte de muchos otros que hacen vida en España.

Cómo saber si estoy en la lista ASNEF

La Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito, mejor conocida como ASNEF, permite al ciudadano o ciudadana verificar si se encuentra en la lista de morosos tan solo consignando los siguientes documentos:

  • El DNI
  • La dirección de código postal
  • Documentación que referente a la deuda, la cual posee la empresa de recobros o la empresa de suministros correspondiente.

El que un usuario entre al ASNEF dependerá de las políticas que maneje la empresa para con estos casos, por lo tanto, la inclusión de estos datos variará de empresa a empresa. Sin embargo, podemos decir que muchas de las empresas de telecomunicaciones incluyen a sus clientes en la lista ASNEF luego de tres recibos impagos.

Cómo saber si estoy en la lista CIRBE

La Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE) presenta al Banco de España una base de datos con información personal que otras entidades bancarias y crediticias ceden con respecto a aquellos ciudadanos que tengan créditos abiertos. Esta cesión de datos es obligatoria ya que una de las principales funciones de CIRBE es llevar un indicador de la situación económica actual del país.

A partir de allí, esta base de datos que es muy poco conocida como lista de morosidad, contiene información enteramente informativa. Sin embargo, si un ciudadano o ciudadana se encuentra en la lista CIRBE y desea solicitar algún préstamo o crédito en cualquier entidad bancaria, debe estar consciente de que esto puede llegar a afectar el proceso de selección o de valoración del mismo.

¿Cómo puedes saber si estás en la lista CIRBE? ¡Muy fácil! Solo debes consignar la siguiente documentación:

  • Formulario de solicitud rellenado y firmado por el solicitante.
  • Fotocopia por ambos lados de documento de identificación como DNI, NIE o pasaporte, en este debe reflejarse la firma para confirmación.

¡Y listo! Es importante destacar que el procedimiento para verificar si te encuentras en la lista de CIRBE también puede realizarse a través de la web, sin necesidad de dirigirte a la sede central del Banco de España.

Para realizar el trámite vía web debes:

  • Acceder a la sede electrónica de Banco de España, puedes ingresar haciendo clic aquí.
  • En el apartado de Tramitación, seleccionar la opción de Acceso a la aplicación Petición Informes y Reclamaciones CIR
  • Para obtener el listado es necesario que el solicitante posea el certificado electrónico instalado en el ordenador o en su defecto, una firma digital.

Cómo saber si estoy en la lista RAI

El Registro de Aceptaciones Impagadas (RAI) es un fichero o lista de morosos que se diferencia del resto ya que además de únicamente publicar personas jurídicas, se reduce a aquellas que poseen deudas superiores a los 300 euros.

Esta lista de morosos jurídica es gestionada por la empresa Experian Bureau de Crédito, S.A por cuenta del Centro de Cooperación Interbancaria y toda la información de sus deudores viene de parte de entidades bancarias, cajas de ahorro, cajas rurales así como cooperativas de crédito. A diferencia de ASNEF, los datos en la lista RAI aparecen por un período máximo de 5 años.

Además de esto, es importante destacar que no cualquier persona o ente puede consultar la lista RAI. Los únicos dos tipos de personas habilitados son los acreedores (físicos o jurídicos) que tengan interés en consultar el fichero ya sea porque se les ha autorizado o porque ha concedido algún tipo de créditos a la empresa, y por último, todas aquellas empresas que se dedican a la elaboración e informes de solvencia.

La información que se obtiene en esta lista también es bastante concreta, por no decir que reducida y es: la cantidad de dinero restante por pagar a la entidad consultada y la cantidad de apuntes asociados a la misma.

En este sentido, la consulta de fichero RAI puede realizarse por dos procedimientos:

  • Ingresando al portal web del fichero con un usuario que debe ser creado y por último, pagando la cuota de alta correspondiente.
  • Por vía telefónica, llamando al número que aparece en el portal web y siguiendo los pasos que se le van indicando. Para esto también es necesario proceder a crear un usuario en el portal web.

RECLAMACIONES POR ESTAR EN LISTAS DE MOROSOS

En algunos casos solo basta con tener una deuda de 30 euros para formar parte de cualquiera de los ficheros de morosos que hay en España. Sabiendo esto, hay situaciones que los clientes pueden considerar como injusticias por parte de las empresas de servicios que contratan.

Si crees que estás en una situación parecida, debes saber que tienes derecho a oponerte a la inclusión de tus datos en una lista de morosos. Sin embargo, es importante que tengas presente la información que indicaremos a continuación:

Derecho a la oposición

Puedes oponerte al hecho de que tus datos sean incluidos en una lista de morosos si esa inclusión te parece injusta o no es real. Para ello debes aportar toda la evidencia o información que respalde esta oposición a la empresa que gestiona el fichero y a la empresa que te ha incluido en el mismo, todo esto basándose en los derechos ARCO que tienen todos los ciudadanos con respecto a sus datos; acceso, rectificación, cancelación y oposición. La notificación a las empresas debe ser enviada a través de un burofax y utilizando un modelo de cancelación que otorga la Agencia Española de Protección de Datos, posterior a esto, se debe recibir una respuesta en los próximos 10 días hábiles y si esta no es de su agrado o nunca llega, puede dirigirse a la Agencia Española de Protección de Datos informando que ha solicitado una cancelación de datos y la misma no ha sido procesada.

Reclamar a la empresa acreedora

Puedes reclamar la inclusión a la empresa de servicios que te ha incluido mediante una notificación, lo más recomendable es que quede una constancia de esta y lo único que queda es esperar la respuesta de la misma.

Reclamar ante la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC)

Si la empresa de servicios no te da respuesta alguna puedes continuar el reclamo en la Oficina Municipal de Información al Consumidor y si esto no te genera una respuesta con la que estés de acuerdo, puedes continuar el reclamo en la oficina del servicio de arbitraje de consumo de la comunidad autónoma en la que residas.

Solicitar una indemnización

El cliente puede solicitar una indemnización siempre y cuando demuestre que la inclusión de sus datos en una lista de morosos lo ha perjudicado gravemente. Hay casos en los que esta indemnización puede alcanzar hasta los 600.00 euros.

Las listas de morosos existen y sí, son bastante molestas, por esta razón lo más recomendable es que, en caso de ser trabajador autónomo, contratar a una gestoría que te ayude con todo el ámbito financiero de tu negocio y en caso de ser persona física, llevar una lista organizada de todos los servicios contratados, a partir de allí, será mucho más fácil llevar un control de las fechas límites de pago de cada uno de ellos y sabiendo esto, evitarás aparecer en una temida lista de morosos.

Para finalizar

Esperamos que con esta información ahora estés más atento con las fechas de pago de tus servicios para así evitar cualquier inclusión de tus datos en las distintas listas de morosos que hacen vida en España.

Y si ese es el caso, busca asesoría con un especialista en la materia que te informe y explique los deberes y por supuesto, los derechos que debes tener en cuenta en caso de alguna injusticia.

Si empiezas a ver las señales o las restricciones con respecto al uso de ciertos beneficios como las tarjetas de crédito o los créditos hipotecarios ¡échale un ojo a las principales listas de morosos! Y sigue los pasos que muchas de ellas indican en sus portales web para salir de las mismas.

¡Y recuerda pagar tus deudas a tiempo! Es más fácil llevar un control de los servicios contratados con sus respectivas fechas de pago que evitarse el mal rato de no poder hacer una compra con pagos a plazos o de optar por cualquier otro beneficio financiero que puede ser muy necesitado en ese momento.

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *