0

¿Qué es el ingreso mínimo vital y cómo solicitarlo?

Cuando una persona no logra obtener ingresos suficientes para cubrir sus necesidades básicas, está en su derecho de solicitar la prestación de la seguridad social conocida como “ingreso mínimo vital”.

Esta es una prestación dirigida a personas en situación de vulnerabilidad económica. Se otorga con la intención de prevenir el riesgo a la pobreza y la exclusión social, y actualmente llega a más de 400.000 hogares en toda España.

Lo que hace el ingreso mínimo vital es sumar un “extra” a los ingresos de una persona o una unidad de convivencia, de modo que se pueda garantizar una renta mínima, suficiente para cubrir las necesidades básicas del individuo o de los miembros de la unidad de convivencia.

Hoy te explicaremos quiénes pueden tener acceso a esta prestación, cuáles son los requisitos, cómo solicitarla y cómo saber si te la han asignado luego de pedirla.

¿Cómo saber si puedes solicitar el ingreso mínimo vital?

Simulador del ingreso mínimo vital

Más adelante explicaremos quiénes pueden ser beneficiarios, cuáles son los requisitos e incluso qué es una unidad de convivencia para que sepas si perteneces a una o no.

Sin embargo, si quieres tomar un camino más rápido hacia una respuesta definitiva de si puedes o no solicitar el ingreso mínimo vital, puedes ingresar al simulador del ingreso mínimo vital.

En esta herramienta deberás responder algunas preguntas y, con base en tus respuestas, el sistema determinará si tienes derecho a la prestación, te dirá cuáles son las condiciones en tu caso y cuál será el importe aproximado que recibirás.

Solo contesta cada una de las preguntas con total sinceridad y listo, es muy intuitivo y fácil de usar. Si te interesa saber más sobre el tema de requisitos sigue leyendo. Si directamente quieres saber cómo solicitarla, avanza hasta ese apartado.

¿Quiénes pueden beneficiarse de esta prestación?

El ingreso mínimo vital lo puede solicitar una sola persona (pero solo en casos específicos) o una unidad de convivencia.

Una sola persona podrá ser beneficiaria individual de esta prestación cuando alguno de los siguientes sea su caso:

  • Comparte residencia con otras personas, pero no tiene lazos de consanguineidad de primero o segundo grado ni matrimoniales con alguna de ellas.
  • Si tiene entre 23 y 29 años, deberá haber vivido de forma independiente durante los 2 años anteriores a la solicitud y haber estado de alta en la seguridad social, clases pasivas del estado o una mutualidad alternativa al régimen especial de trabajadores por cuenta propia o autónomos durante 12 meses, continuados o no.
  • Es una mujer que ha sido víctima de violencia de género, trata de personas o explotación sexual.
  • Tiene entre 18 y 22 años y ha estado en centros residenciales de protección de menores.
  • Es huérfano(a) absoluto y no se ha integrado a una unidad de convivencia.
  • Actualmente se encuentra sin hogar.

¿Qué es una unidad de convivencia?

Es clave entender qué es una unidad de convivencia para saber si perteneces o no a una, y si debes recibir el ingreso mínimo vital como beneficiario individual o en conjunto con los demás integrantes de tu unidad de convivencia.

Una unidad de convivencia es cuando un grupo de personas comparten su domicilio y tienen entre sí algún lazo de consanguineidad de primero o segundo grado, o están unidos por un lazo conyugal.

El primer grado de consanguineidad es el que se establece entre padres e hijos. El segundo, corresponde a abuelos, nietos y hermanos.

Así que, si vives bajo el mismo techo junto alguno de los parientes anteriormente citados, eso significa que juntos forman una unidad de convivencia.

De igual forma, si vives con tu esposo o esposa o con tu pareja aunque no se hayan casado oficialmente, independientemente de que tengan hijos o no, también están conformando una unidad de convivencia.

En esos casos, el ingreso mínimo vital se otorgará a la unidad de convivencia como un conjunto y no a cada miembro de forma individual.

Los únicos escenarios en los que puedes ser beneficiario individual a pesar de compartir residencia con algún pariente de los mencionados, son los siguientes:

  • Eres mujer víctima de violencia de género y por esa razón abandonaste tu domicilio habitual.
  • Estás en proceso de separación, nulidad o divorcio y por eso te mudaste de domicilio recientemente.
  • Abandonaste tu domicilio habitual por desahucio o porque este quedó inhabitable por accidentes (como incendios) o fuerzas mayores (como desastres naturales).

¿Cuáles son los requisitos para solicitar el ingreso mínimo vital?

Solo existen dos requisitos:

Tener residencia en España

Esta debe ser continuada e ininterrumpida durante al menos 1 año anterior a la solicitud.

Este plazo de 1 año no se exige en casos específicos, como si has sido víctima de trata de personas, explotación sexual o violencia de género.

De igual forma, no se exige a menores incorporados a una unidad de convivencia por nacimiento, adopción, reagrupación familiar, guarda con fines de adopción o acogimiento familiar permanente.

Estar en situación de vulnerabilidad económica

Según la modalidad y, en todo caso, el número de miembros de la unidad de convivencia, el ingreso mínimo vital establece una cuantía mensual garantizada.

La condición para considerar a una persona o una unidad de convivencia en situación de vulnerabilidad económica, es que el promedio mensual de ingresos y rentas anuales computables en el año anterior sea por lo menos 10 euros inferior a esa cuantía mensual garantizada por el ingreso mínimo vital que corresponda según el caso.

Es decir, que durante el año anterior, el promedio mensual de ingresos sea menor a ingreso mensual que asegura esta prestación.

Por mencionar un ejemplo, si la cuantía mensual garantizada para un beneficiario individual es de 500 euros, las personas que soliciten el ingreso mínimo vital bajo esta modalidad deben haber promediado el año anterior un ingreso de 490 euros o menos al mes.

Además, para estos efectos también se tiene en cuenta el patrimonio neto (bienes y propiedades) tanto de los beneficiarios individuales como de las unidades de convivencia; así como los activos no societarios (activos financieros, inversiones, etc.).

Existe una tabla en la que se establecen los límites de patrimonio neto (sin contar la vivienda actual) que no se pueden exceder, según si la prestación es para una persona o para una unidad de convivencia. Dicha tabla puede ser consultada aquí.

De igual forma, en el caso de unidades de convivencia, no se considerarán en situación de vulnerabilidad económica si alguno de sus integrantes es administrador de alguna sociedad mercantil que no haya cesado sus actividades.

¿Cómo solicitar el ingreso mínimo vital?

Si hiciste la simulación del IMV (ingreso mínimo vital), al final encontrarás un botón que puedes cliquear para ir a la sección de hacer el trámite.

Si no, puedes ingresar a esa sección en cualquiera de los siguientes enlaces:

Es válido hacer el trámite con o sin certificado. Eso sí, sin certificado necesitarás de un correo electrónico a donde te enviarán una serie de códigos para aumentar la seguridad del procedimiento.

Una vez ingreses a tu solicitud, deberás responder preguntas. Algo similar a lo realizado en la simulación.

Al finalizar el cuestionario te dirán si puedes o no solicitar el IMV y, en caso de que la respuesta sea negativa, te dirán cuáles son los requisitos que faltan.

Para avanzar, deberás ingresar tus datos personales y tomarte una foto sosteniendo tu DNI para posteriormente adjuntarla. Luego, debes tomar una foto de la cara frontal y trasera de tu DNI aislado.

Al hacerlo, avanzarás al formulario. Allí deberás rellenar todo tipo de información sobre ti y sobre los demás miembros de tu unidad de convivencia (si es tu caso).

Aparte, deberás suministrar datos bancarios para recibir la prestación y dar una serie de consentimientos.

Por último, tendrás que adjuntar la documentación solicitada. En caso de que estés solicitando el IMV para una unidad de convivencia, deberás adjuntar un documento en donde todos los miembros mayores de edad firmen su consentimiento para el envío de la solicitud.

De igual forma, deberás facilitar el libro de familia que acredite la filiación entre los miembros o certificados de nacimiento expedidos por el registro civil.

Al finalizar, si te ha faltado adjuntar algún documento, te aparecerá un mensaje indicándolo. Pero de cualquier forma podrás enviar la solicitud y adjuntar luego esa documentación faltante.

El último paso es hacer clic en “enviar”. Al hacerlo, ya habrás realizado formalmente tu solicitud del ingreso mínimo vital.

¿Cómo saber si te han concedido la prestación?

Desde la web oficial de la seguridad social destinada al IMV podrás ver el estatus de tu petición.

Cómo gestionar la solicitud presentada

Lo único que necesitas es alguno de los dos códigos que te han dado al registrar tu solicitud del IMV.

Hay uno de 32 dígitos, llamado código de solicitud, que aparece al rellenar la solicitud. El otro código que puedes usar es de 8 dígitos y fue el que te enviaron vía correo electrónico.

Ingresar el código

Lo que debes hacer es cliquear en el botón “gestiona la solicitud presentada”, ingresar alguno de los dos códigos y listo.

Allí te mostrarán el estado de la solicitud, si aún está en estudio, si está pendiente de alguna documentación, si ha sido aprobada, denegada, archivada o inadmitida por alguna razón en específico.

Si aparece como aprobada, esto quiere decir que en la fecha correspondiente del siguiente mes recibirás tu prestación de ingreso mínimo vital.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Luis José Angulo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.