0

Se puede engañar al tribunal médico?

Hay muchos rumores y verdades con respecto al examen del tribunal médico del Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS) y entre todas ellas podemos decirte con seguridad que este es un examen necesario y obligatorio para que el INSS pueda otorgar la pensión por incapacidad permanente.

Además de los rumores y las verdades con respecto a este tema, se encuentran las preguntas de las personas interesadas en esta pensión. ¿Es difícil pasarlo? ¿Cómo puedo asegurarme de que el evaluador sepa que no miento? ¿Qué debo llevar al momento de la evaluación?¿Hay preguntas trampa?

Como sabemos que se trata de un tema de mucho interés y que genera mucha inquietud, sobre todo cuando es por primera vez, hoy intentaremos responder muchas de las preguntas de este proceso que puede poner nervioso a más de uno.

¿QUÉ ES EL EVI?

Es el nombre asignado a la comisión evaluadora que decidirá si el ciudadano debe recibir o no la pensión por Incapacidad Permanente. Este acrónimo se define como el Equipo de Valoración de Incapacidades y en el se encuentran profesionales de distintas ramas como como médicos, inspectores de trabajo, inspectores de seguridad social, facultativos, entre otros.

La importancia del informe o el dictamen generado por este tribunal capacitado es de gran relevancia ya que sus resultados serán enviados al INSS y es allí cuando el Director del Instituto aprobará y firmará para dar validez al mismo. Es decir, el contenido del informe que envíe el EVI es lo que vale, ya el director se encargará de firmar lo que reciba y ya. No hay cuentos nuevos aquí.

El EVI forma parte importante del Instituto Nacional de Seguridad Social y su principal objetivo es evitar que un ciudadano quede en un estado de desamparo luego de un accidente o lesión que le incapacite una vida laboral activa, debido a esto, el Estado ofrece lo que se conoce como pensión por Incapacidad Permanente.

Tribunal medico Incapacidad permanente

¿QUÉ ENFERMEDADES DEBEN PASAR POR EL TRIBUNAL MÉDICO?

Al tratarse de una pensión por Incapacidad Permanente, las enfermedades evaluadas son claramente consideradas como impedimentos para que una persona pueda vivir una vida laboral común y corriente.

Lo cierto es que no hay una lista de enfermedades oficial. Cualquier ciudadano puede ir y presentar su caso, evidentemente respaldado con informes médicos que validen la condición de incapacidad laboral. Algunos ejemplos de enfermedades son:

  • Párkinson

  • Trastorno bipolar

  • Depresión mayor

  • Artritis

  • Lupus

  • Lesiones musculares crónicas

Debido a que las enfermedades o situaciones de los ciudadanos pueden variar considerablemente, el EVI, coloquialmente conocido como tribunal médico, clasifica las pensiones otorgadas de acuerdo a los problemas de salud que presenten los trabajadores.

TIPOS DE INCAPACIDAD PERMANENTE

  • Incapacidad permanente parcial

Se otorga este tipo de incapacidad cuando el trabajador posee una lesión que evita que el mismo pueda desenvolverse efectivamente, es decir, el rendimiento de la persona disminuye debido al problema de salud.

Se aplica este tipo de incapacidad cuando el rendimiento del trabajador disminuye más de un 35%.

  • Incapacidad permanente total

La incapacidad permanente total se otorga cuando el trabajador no puede realizar ninguna actividad laboral referida a su profesión o índole pero sí a otras.

  • Incapacidad permanente absoluta

Este tipo de incapacidad permanente se otorga cuando una persona activa laboralmente no puede realizar ninguna actividad laboral correspondiente a la ni profesión en la que se desenvuelve ni a ninguna otra.

  • Gran invalidez

Siendo este el último grado de incapacidad permanente, se refiere la incapacidad del trabajador para realizar cualquier actividad laboral, sea de su profesión o no. El mismo ya no se encuentra habilitado y este tipo de incapacidad está asocionado a alguna pérdida anatómica o funcional.

Los trabajadores que son clasificados en este grado requieren de la ayuda de otra persona para poder realizar tareas sencillas y fundamentales en el desarrollo de una vida normal, poder, comer, bañarse, vestirse… es decir, el día a día.

¿QUÉ ES LA PENSIÓN POR INCAPACIDAD PERMANENTE?

La pensión por incapacidad permanente es un derecho al que tiene cualquier ciudadano que sufra algún problema de salud que interfiera con el continuar llevando una vida laboral activa.

Es un subsidio o bono que otorga el Estado para ayudar a aquellos ciudadanos que no puedan generar una entrada de dinero por sí mismos. Por lo tanto, no es necesario que los mismos trabajen o laboren al momento de recibirla.

A pesar de que se trata de un derecho de todo ciudadano, no a cualquiera se le otorga la pensión, de hecho, no solo basta con sufrir una lesión, es necesario que la misma esté respaldada por un informe médico así como una evaluación por el famoso tribunal médico de Seguridad Social.

¿CÓMO PUEDO RECIBIR LA PENSIÓN POR INCAPACIDAD PERMANENTE?

Para que un trabajador pueda optar por recibir la pensión por incapacidad permanente en cualquiera de sus grados es necesario cumplir con una serie de pasos. Si ese es tu caso, solo debes cumplir paso a paso con lo siguiente:

  1. Hacer la solicitud para la obtención de la pensión por incapacidad permanente

El primer paso es hacer la solicitud para recibir la pensión y para ello debes rellenar unos formularios con información personal. Para obtener la documentación respectiva puedes hacer clic aquí.

Luego de haber llenado toda la documentación, el interesado debe llevarla a las oficinas del Instituto Nacional de Seguridad, el cual registrará la solicitud hasta el momento de ser respondida con el siguiente paso: la citación para la evaluación médica.

  1. Recibir la citación para la evaluación por el EVI

Como ya fue mencionado anteriormente, el EVI es el órgano del INSS encargado de realizar la evaluación médica al trabajador solicitante para dictaminar si el mismo posee alguna incapacidad, en cualquiera de sus grados, que le impida o dificulta la realización de cualquier trabajo relacionado con su profesión o inclusive su vida diaria.

La citación llegará con la fecha, hora y la obligatoriedad de llevar los siguientes documentos para el día de la evaluación:

  • Documentos de identificación: en este apartado se incluyen el DNI y por supuesto, el número correspondiente a la base de datos de Seguridad Social.

  • Documentación médica: citas médicas o historiales médicos que acrediten el estado de salud del solicitante para esa fecha.

Una recomendación que podemos darte es la de consagrar toda la información médica previa y posterior a la lesión o enfermedad, es decir, informes médicos, prescripciones, exámenes y demás. Si cada uno de ellos está identificado con el nombre del paciente y la fecha, mucho mejor. Así mismo, la identificación del especialista médico también ayudaría mucho.

Lo cierto es que toda esta información médica debe respaldar lo respondido por el paciente en caso de que el facultativo haga preguntas. Lo importante es dejar claro el antes y el después de la misma, las limitaciones que la misma genera y el cómo se hace necesaria este subsidio conocido como pensión por incapacidad permanente.

Uno de los documentos más importantes es el informe de baja que dictamina la incapacidad laboral del trabajador, en el se detallan todos los motivos que ocasionaron el no poder seguir trabajando. Lo más recomendable es que este documento sea redactado por el médico personal del trabajador ya que es el que cuenta con todo el historial médico del paciente.

  • Documentación laboral: estos documentos deben indicar cuál es el trabajo habitual del solicitante.

Para respaldar tu historial de trabajo puedes solicitar un certificado en la empresa con las tareas que hayas realizado todo el tiempo que trabajaste allí. Esto podría resultar beneficioso para la empresa o no, lo cierto es que la misma está en el deber de hacerlo ya que todo trabajador tiene derecho a solicitarlo.

Esta documentación te ayudará a especificar cuáles eran tus actividades laborales frecuentes y para el médico inspector, cómo el problema de salud actual puede incapacitar al trabajador al momento de realizar las mismas.

Una vez que ha sido asignada el día y la hora de la cita, todos los documentos que deben acreditar la profesión, el estado de salud y la identidad del solicitante, estamos listos para pasar a la etapa que genera más nerviosismo: la cita evaluación con el EVI.

  1. Evaluación médica con el EVI

Cada Dirección Provincial del INSS cuenta con un EVI; este último será el ente encargado de recibir el formulario de solicitud rellenado en el paso 1 y luego de la visita médica, toda la información del trabajador posterior a la misma.

Para los residentes de Cataluña es distinto ya que ellos cuentan con un órgano independiente para evaluar y designar las pensiones por incapacidad permanente en cualquiera de sus grados, a este se le denomina L’Institut Català d’Avaluacions Mèdiques. Para acceder a su portal web, clic aquí.

Durante la evaluación médica es recomendable no mentir o tratar de engañar al médico inspector que lo está entrevistando, es preferible y lo más recomendable tomar una actitud relajada porque al final se trata de una visita médica común y corriente, quizá un poco más breve.

Se sabe que el desenvolvimiento de la evaluación no solo dependerá del solicitante, la disposición del médico inspector también influirá. Hay cosas que simplemente no podemos controlar, lo único que puedes procurar como trabajador inactivo es el de asegurarse de explicar la lesión o enfermedad padeciente, cuál es el trabajo al que habitualmente aplicas así como las limitaciones que el problema de salud genera.

  1. Esperar la respuesta del INSS

La Ley establece un período de espera de 135 días, sin embargo, es posible que la respuesta del Instituto Nacional de Seguridad Social informe mucho antes si se otorgará la pensión por incapacidad permanente.

¿Cómo el INSS notifica la aprobación de la pensión?

Lo usual es que notifiquen antes, sin embargo, la propia aprobación se hace por escrito y es enviada a tu domicilio.

Cuando el solicitante no está de acuerdo con la respuesta del INSS

En caso de que el solicitante no esté de acuerdo con la resolución dictaminada ya sea porque considera que la gravedad asignada no se ajusta a su condición y considera que requiere una superior tiene la posibilidad de reclamar al tribunal médico.

Pero para ello hay determinados plazos y procedimientos que deben seguirse de la mano de un abogado especialista en estos casos. Siempre es recomendable tocar la puerta de un personal especializado que te ayude a buscar cuáles son las prestaciones que más benefician tu vida diaria.

Si intentamos responder el título del artículo podríamos decir que no se trata de un procedimiento difícil de aprobar siempre y cuando se estructure un caso respaldado tanto por documentación médica como laboral. ¿Es un poco riguroso? No lo negamos ¿Imposible? Por supuesto que no.

Al tratarse de un subsidio o bono es común que las restricciones sean muchas, sin embargo, es importante recordar que optar por una pensión por incapacidad permanente es un derecho de todo trabajador que ha sufrido algún accidente o lesión que perjudique su vida laboral.

CONSEJOS PARA APROBAR EL TRIBUNAL MÉDICO

  • Presenta un historial médico completo y detallado, que el mismo esté respaldado por profesionales titulados y que también posea la firma y sello de los centros médicos visitados.

  • Todos los documentos médicos ordenados cronológicamente. En caso de que sucediera un accidente, todo tipo de tratamiento médico y exámenes que respalden que la condición de salud tiene pocas probabilidades de mejorar o de no hacerlo por completo.

  • ¡La honestidad! Este es un consejo muy importante, tener la disposición adecuada para que la evaluación por el tribunal médico sea clara, profesional y detallada. Es frecuente que algunas personas vayan a la consulta a la defensiva o también es posible que los médicos facultativos no resulten como deberían, hay que tratar de evitar todos estos percances que solo traerán la negación inmediata de la pensión.

  • Es recomendable no ir solo a la consulta en el tribunal médico, en algunos casos lo requieren (refiriéndonos a personas que necesitan ayuda para desplazarse), pero para los otros, el apoyo de un familiar o amigo puede ser de mucha ayuda.

  • En caso de que la resolución del INSS resulte en un dictamen que no es de tu agrado o consideres justo, buscar un profesional de la ley titulado que tenga experiencia en este tipo de procesos y que se adapte al tuyo en particular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *